Novedades

La Fed de EEUU podría pausar las subas de las tasas de interés, ¿a partir de cuándo?

Es cada vez más probable que los responsables de la política monetaria mantengan sin cambios las tasas de interés en su próxima reunión.

Tras los datos de inflación más moderados que se conocieron el jueves, aumentaron las apuestas de que la Reserva Federal de EEUU podría frenar su campaña agresiva para bajar los precios, pero otras voces advierten que la misión no ha terminado.

Es cada vez más probable que los responsables de la política monetaria de la Fed mantengan sin cambios las tasas de interés en su próxima reunión, luego los nuevos indicios de relajación de la inflación.

El informe publicado el jueves mostró que el índice de precios al consumo (IPC) subyacente, que excluye los precios de los alimentos y la energía, a menudo volátiles, subió un 0,2% por segundo mes consecutivo.
Esta configura la menor alza consecutiva en más de dos años, que se suma a la constante desinflación de los últimos meses.
La presidenta del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, Mary Daly, declaró en una entrevista para Yahoo Finance que los datos “fueron en gran medida los esperados, y eso es una buena noticia”.

“No es un dato que diga que la victoria es nuestra. Aún queda trabajo por hacer. Y la Reserva Federal está plenamente comprometida a volver a situar la inflación en su objetivo del 2%”, afirmó.

Tasas de interés: la autoridad monetaria se muestra dividida

Las autoridades se muestran divididas sobre cómo proceder a partir de ahora. Una facción del comité de política monetaria de la Fed argumenta que el último año y medio de subidas de los tipos de interés ha cumplido su cometido, mientras que otro grupo sostiene que hacer una pausa demasiado pronto podría poner en peligro la aceleración de la inflación.

En junio, la Fed mantuvo estable el tipo de los fondos federales por primera vez desde que empezó a subir los tipos en marzo de 2022, pero estimó dos subidas más en 2023. La primera de ellas se cumplió en julio, y no está claro si habrá una segunda.

A principios de esta semana, la gobernadora de la Reserva Federal, Michelle Bowman, reiteró su opinión de que el banco central podría tener que subir más los tipos para restablecer plenamente la estabilidad de precios, mientras que el presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, afirmó que las autoridades podrían mantenerse estables.

El enfriamiento de la inflación, junto con la moderación del crecimiento del empleo y los salarios, alimentó la esperanza de que la Fed pueda controlar la suba de precios sin provocar un fuerte aumento del desempleo.

Varios economistas, incluidos los de JPMorgan Chase & Co y Bank of America, abandonaron sus previsiones de recesión en las últimas semanas.

Inflación: todavía falta por hacer

Pero el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, no declarará la victoria todavía. Aunque ha dicho que el banco central está ralentizando su ritmo de subidas a medida que se acerca al máximo, no descarta la posibilidad de aumentos en reuniones consecutivas.

La ralentización del crecimiento de los precios observada en julio “es suficiente para mantener a la Reserva Federal al margen en septiembre, pero no para declarar la victoria”, afirmó la economista jefe Diane Swonk, de KPMG en Chicago.

Antes de la reunión de los días 19 y 20 de septiembre, los responsables de la política monetaria conocerán otros datos sobre el IPC y el empleo, por lo que es posible que la Reserva Federal quiera mantener abierta la opción de subir los tipos más adelante debido a una posible reaceleración de la economía.

 

Fuente Ámbito