Novedades

Oro se fortalece ante preocupaciones económicas y expectativas de tasas más altas

Es probable que el precio del metal siga subiendo en las próximas semanas, ya que la preocupación por la economía mundial continúa aumentando.

El oro sube este jueves 24 de agosto por cuarta sesión consecutiva, alcanzando máximos de dos semanas, ante la preocupación por la desaceleración del crecimiento económico estadounidense y las expectativas de que los bancos centrales mantendrán las tasas de interés elevadas durante más tiempo.
El oro al contado avanza un 0,3%, a u$s1.919,07 la onza, tocando su nivel más alto desde el 10 de agosto. Los futuros del oro en EEUU operaan estables en u$s1.947,40 .

Los datos económicos estadounidenses de la semana pasada mostraron que la actividad empresarial en el país se desaceleró en agosto, mientras que la inflación se mantuvo elevada. Estos datos aumentaron la preocupación por una posible recesión en el norte.

Oro: con la atención en Jackson Hole

Los inversores también esperan con atención el discurso que dará el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, el viernes en el simposio anual de Jackson Hole. Powell podría indicar si la Fed está dispuesta a subir las tasas de interés más de lo previsto para combatir la inflación.
Unas tasas más altas elevan el costo de oportunidad de tener oro, que no produce intereses. Sin embargo, el metal precioso también se considera un activo refugio en tiempos de incertidumbre económica.

“La preocupación por la recesión y las tasas más altas están impulsando la demanda de oro”, dijo Xiao Fu, analista de Bank of China International.

En otros metales preciosos, la plata al contado cede un 0,8%, a u$s24,12 la onza; el platino baja un 0,2%, a u$s928,18; y el paladio también se precipita un 0,8%, a u$s1.263,78.

Oro: a tener en cuenta

  • El aumento del precio del oro en las últimas semanas se debe a una combinación de factores, entre los que se destacan:
  • La preocupación por la desaceleración del crecimiento económico estadounidense y la posibilidad de una recesión.
  • Las expectativas de que los bancos centrales mantengan las tasas de interés elevadas durante más tiempo.
  • La volatilidad del mercado de valores, que ha impulsado la demanda de activos refugio como el oro.

 

Fuente Ámbito